DaVinci Resolve 15: 10 diferencias entre versiones gratuitas y de pago.

Con motivo de mis cursos presenciales de DaVinci Resolve en Madrid y Berlín, publico esta serie de artículos y tutoriales, como introducción al programa.

En Septiembre estaré en Madrid otra vez para impartir mis dos cursos de DaVinci Resolve: DaVinvi Resolve, Montaje y DaVinci Resolve, Etalonaje.

En los enlaces podéis consultar los contenidos de cada curso, e informaros sobre cómo registraros. Estos cursos suelen llenarse. Si os interesan, no tardéis demasiado en reservar.

Podéis leer comentarios sobre mis cursos dejados por mix ex-alum@s, aquí.

Vamos con el artículo de hoy.

DAVINCI RESOLVE, ¿GRATIS?

Como muchos sabréis, DaVinci Resolve 15, el programa standard de gradación de color, acaba de lanzarse oficialmente, y puede descargarse de forma gratuita, aquí.

Es sencillamente increíble que podamos tener un acceso tan fácil a uno de los programas más innovadores y sofisticados de montaje y postproducción de cine, y un gran número de cineastas independientes y proyectos de todo tipo se benefician de esto.

Yo mismo he postproducido y etalonado múltiples proyectos con DaVinci Resolve, en su versión gratuita.

No obstante, la versión gratuita tiene algunas limitaciones. No son limitaciones que vayan a afectaros en la mayoría de los casos, pero conviene que las conozcáis.

La mayoría de mis estudiantes instalan la versión gratuita, y tienen más que suficiente con ella, incluso a la hora de etalonar proyectos complejos.

La buena noticia es que si alguna de estas limitaciones son de verdad un impedimento para vuestra producción, siempre podéis comprar la versión completa del programa, DaVinci Resolve Studio, que sólo cuesta 299 Euros.

Tened en cuenta también que para etalonar profesionalmente proyectos de alto rango necesitáis otras cosas además del software (tarjetas de vídeo, monitores profesionales). Escribiré pronto un artículo sobre esto.

Aquí tenéis 10 diferencias entre DaVinci Resolve (gratis) y DaVinci Resolve Studio (299 Euros):

1. Limitación en la resolución máxima del proyecto y la exportación.

DaVinci Resolve nos permite una resolución máxima UltraHD (4K) en los proyectos, y por lo tanto, en la exportación.

UltraHD tiene una resolución de 3840 píxeles horizontales por 2160 verticales. Dicho de otra forma, es más que suficiente en la mayor parte de los casos. Podemos exportar HD, DCI 2K (la resolución más habitual en la masterización de proyectos de cine, a fecha de hoy), y el mencionado UltraHD, que es, para entendernos, el 4K en la distribución de televisión e internet.

Solo necesitaríamos la versión de pago si tuviéramos que masterizar y exportar DCI 4K, o resoluciones mayores. Esto, todavía hoy, es poco habitual, y sólo las producciones de cine de alto rango y presupuesto lo hacen.

Un matiz importante, y que produce mucha confusión, es el siguiente: la limitación a UltraHD afecta sólo a la resolución del proyecto y la exportación, pero podemos perfectamente importar, editar, y etalonar materiales de resoluciones superiores (4K, 6K, 8K).  Estos materiales son escalados durante la postproducción a la resolución de destino (inferior), que por otra parte es lo normal (permite reecuadrar, etc.).

Resumiendo: esta no es una limitación relevante en la mayor parte de los casos.

UltraHD
UltraHD (4K): resolución máxima permitida en la versión gratuita de DaVinci Resolve 14

2. Sin herramientas de colaboración y trabajo compartido.

Otra cosa que no tenemos en la versión gratuita de Resolve son las herramientas de trabajo compartido, sí disponibles en la versión Studio.

Lo que me permiten es la posibilidad de tener varios editores, coloristas, y mezcladores de audio trabajando en el mismo proyecto, y compartiendo media desde un servidor.

Como ya imagináis, esto vuelve a ser algo que pocos proyectos necesitan.

Solamente en producciones muy grandes de cine y televisión, cantidades ingentes de material, y flujos de trabajo complejos, se necesitan estas herramientas.

Otra vez tenemos más que suficiente con la versión gratuita.

Colaboracion
Si no necesitamos tener diferentes profesionales trabajando en el mismo proyecto a la vez, no necesitamos la versión de pago.

3. Herramientas de reducción de ruido.

Ausentes en la versión gratuita.

Esto será importante o no dependiendo de varios factores.

Si sois de los que disparáis el ISO de las cámaras hasta el infinito, y rodáis en condiciones de poca luminosidad, puede que necesitéis la reducción de ruido.

Algunos procesos de la corrección de color aumentan la presencia de ruido aparente en la imagen. Por ejemplo, es habitual que al rodar en perfiles de cámara como C-Log, V-Log o S-Log encontremos ruido en las sombras del plano al hacer la gradación. La reducción de ruido compensaría esto.

Dicho esto, aquí hay varias soluciones posibles: controlar la presencia de ruido en la cámara, exponer correctamente los perfiles LOG para evitar problemas, utilizar otro programa para eliminar el ruido (por ejemplo, After Effects), y otras.

DaVinci_noise_reduction

4. Herramienta de afinado para el rostro (Face Refinement).

Presente sólo en la versión Studio.

Esta herramienta (en realidad un efecto OFX) analiza y registra el movimiento de los diferentes elementos que componen el rostro de una persona: ojos, labios, barbilla, cejas, frente, mofletes, etc.. Todo ello, de manera automática, y sin necesidad de dibujar/animar máscaras o realizar selecciones mediante rango de color.

Una vez analizado el rostro, el efecto nos permite realizar correcciones de color en cada una de esas áreas, de manera individual, y con parámetros muy precisos para conseguir una gradación convincente y realista.

En definitiva, es una herramienta que puede ahorrar tiempo a usuarios expertos.  Pero, como en todas las herramientas que realizan procesos semi-automáticos, no siempre funciona igual de bien, y puede acabar haciéndonos trabajar incluso más.

La solución para los que no uséis la versión de pago es la habitual para la gradación en las caras: combinación de máscaras (windows), con animación o rastreo de movimiento, más correcciones mediante rangos de color. Una vez aprendidos estos dos métodos de corrección secundaria, podréis hacer lo mismo.

FaceRefinement

5. Efectos OFX no disponibles.

En la versión gratuita encontramos también algunas limitaciones en la librería de efectos de vídeo OFX.

Otra vez, los más vistosos/sofisticados, quedan reservados para la versión Studio: Camera Blur, Lens Flare, Film Grain, y otros.

Todos ellos pueden realizarse también, por ejemplo, en After Effects. Por lo tanto, en este caso dependerá de vuestras necesidades específicas.

LensFlare
Lens Flare, efecto OFX disponible sólo en la versión Studio.

6. Corrección de distorsión de gran angular.

Una herramienta muy sencilla que encontramos en la pestaña Edit, en el Inspector: Lens Correction, diseñada para corregir distorsiones producidas por las cámaras y lentes de gran angular (como GoPros, etc.).

Se hace un análisis del plano, y un sencillo deslizador nos permite corregir/aumentar la distorsión de los bordes del plano

7. Herramientas de 3D estereoscópico.

Se explica por sí mismo.

La versión gratuita no dispone de las utilidades de conformado, postproducción y gradación de contenido rodado en 3D estereoscópico, con 2 cámaras.

Salvo que seáis el nuevo James Cameron español, o el nuevo Werner Herzog (quien rodó un documental en estereoscópico), no creo que echéis de menos está función.

8. Panasonic GH5, 10 Bits.

Esta es muy, muy relevante, si sois uno de los que, como yo, habéis invertido en una cámara Panasonic GH5.

DaVinci Resolve se lleva fenomenal con los clips de la GH5, y si rodáis en V-LOG, los LUT’s para convertir a Rec.709 funcionan muy bien, e incluso sin ellos las imágenes son muy fáciles de gradar. Es, de verdad, una gozada.

Ahora viene el pero: la versión gratuita no admite clips de la GH5 grabados en cualquiera de las variantes de 10 Bits de la cámara. Cualquier clip en 8 Bits, bien. Cualquier clip grabado internamente en 10 Bits, no se importará.

Por lo tanto, si grabáis con la GH5 en 10 Bits de forma Interna, necesitareis la versión Studio, que sí importará los clips. También necesitaréis un ordenador, Mac o PC, muy potente, con lo que añadir 299 Euros más a la inversión total no es para tanto.

La alternativa sería utilizar otro programa, como Adobe Media Encoder, para transcodificar los clips de la GH5 en 10 Bits a otro formato, como DNxHR, Apple ProRes, o Cineform. Supone un paso extra, y que consume tiempo, pero después podréis obviamente importar los archivos resultantes en DaVinci Resolve.

gh5

9. Sin soporte para múltiples tarjetas gráficas.

La versión Studio de DaVinci Resolve puede beneficiarse de la presencia de múltiples tarjetas gráficas en nuestro sistema. Esto acelera de manera drástica el rendimiento del programa, sobre todo si montamos y etalonamos formatos de cine digital complejos.

Pues bien, la versión gratuita, en Windows y Linux, está limitada al uso de una tarjeta gráfica.

Si tenéis el último Mac Pro, la versión gratuita de Resovle sí que usará los dos tarjetas del sistema.

10. Sin herramientas para High Dynamic Range (HDR, Alto Rango Dinámico).

Para etalonar en Alto Rango Dinámico, necesitáis la versión Studio.

El Alto Rango Dinámico es una forma nueva de masterizar que permite tener más color, negros más negros, blancos más blancos, etc..

Algunas producciones generan versiones en HDR para distribución, pero obviamente, si estáis en ese rango de producción, el coste de la versión de pago no debería ser un problema, y por supuesto necesitaréis también las tarjetas de Blackmagic y los monitores adecuados.

Por ejemplo, Netflix masteriza algunos de sus contenidos de producción propia en HDR.

En general, y sobre todo para empezar, es más que probable que no necesitéis esto.

Conclusión.

Es fácil.

Si necesitáis alguna de estas funciones, lanzaros a comprar DaVinci Resolve Studio.

Es muy barata, y solamente tenéis que pagar una vez. A partir de ahí, tenéis acceso a las futuras actualizaciones del programa.

Si estáis empezando, o si no necesitáis estas funciones avanzadas, la versión gratuita es perfecta para vosotros, y tiene seguramente mucho más de lo que necesitáis.

EN SEPTIEMBRE, NUEVOS CURSOS DE DAVINCI RESOLVE EN MADRID

Mis cursos de DaVinci Resolve vuelven a Madrid en Septiembre, y las inscripciones ya están abiertas:

DaVinci Resolve, Montaje.

DaVinci Resolve, Etalonaje.

Si tenéis alguna duda, escribid un comentario abajo.

5 thoughts on “DaVinci Resolve 15: 10 diferencias entre versiones gratuitas y de pago.

  1. Facundo! Oye, tu eres el Facundo que ha venido a los cursos de montaje y color con Resolve? Eres el mismo Facundo? Viniste desde Argentina para el curso? Guau!!!!!

    Like

  2. Hola Flavio, muchas gracias por tu orientación. Tan sólo queria preguntarte una duda. Al abrir un nuevo proyecto, creo una carpeta para importar todos los clips de video generados durante la grqabación de un evento, en este caso una boda, mi sorpresa es que me aparecen los clips desordenados y no en el mismo orden de numeración y orden tal y como fueron grabados. No encuentro la opción de ordenarlos, cosa extraña ya que en la carpeta en el disco duro, si lo están. Muchas gracias. Atentamente, J

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s